Cruz del Sagrado Corazón de Jesús

    Cruz del Sagrado Corazón de Jesús

    4,24 €
    Impuestos incluidos
    LSCJ

    Cruz del Sagrado Corazón de Jesús

    ¡Usted merece esta Cruz del Sagrado Corazón de Jesús!

    ¡Sí! Una bonita cruz, en cuya parte central está representado el Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad, de misericordia y de compasión para con cada uno de nosotros.

    Cantidad

    Cruz del Sagrado Corazón de Jesús
    Autor: Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima

    Le encantará conocer la historia de un joven noble llamado Henrique Nunes de Gouveia. A pesar de ser dueño de una enorme fortuna a los 18 años, Henrique amaba los placeres y las vanidades del mundo. Sin embargo, después de escuchar un sermón sobre la cruz y la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, se convirtió en un modelo de cristiano.

    Las palabras del joven P. Francisco Estrada, de la Compañía de Jesús, fueron suficientes como para hacer que en pocos días el joven hidalgo pasara de mundano a cristiano ejemplar. Después de los primeros sermones del P. Estrada, Nunes de Gouveia fue a buscarlo al hospital donde asistía a los enfermos y le ofreció hospedaje en su casa, para hacer de ella un verdadero hogar católico.

    El cambio fue radical. Henrique empezó a recibir con constancia los sacramentos, comenzó a rezar, a hacer penitencia y sacrificios, especialmente durante la Cuaresma, y no escatimaba esfuerzos para que su mujer, Beatriz de Madureira, sus hijos, empleados, parientes y amigos amaran a Nuestro Señor Jesucristo. Todas las noches, Nunes de Gouveia les daba, él mismo, clases de catecismo a sus sirvientes, cuando no se reunía con su familia o amigos para hablar de alguna devoción.

    Además, antes de morir, pudo ver a sus tres hijos mayores ingresar en la Compañía de Jesús, mientras que sus dos hijas entraron en la Clarisas y el más pequeño abrazó la Regla de San Francisco.

    Cuando se dio cuenta de que su muerte estaba cercana, pidió que le administraran los últimos sacramentos, los cuales recibió con mucha piedad. Después de haber recibido la extremaunción y la comunión, llamó a sus hijos y amigos y se despidió de ellos. Cuando llegó el turno de su esposa, le anunció, secretamente, que diez años

    No hay ninguna opinión por el momento.

    Otros productos ( 16 otros productos en la misma categoría )