Cuadrito de San José

    Cuadrito de San José

    2,00 €
    Impuestos incluidos
    LCSJ

    Cuadrito de San José

    En este año 2021 conmemoramos el centésimo quincuagésimo aniversario de la declaración de San José como «Patrón de la Iglesia católica», el Santo Padre ha instituido un Año de San José, que se extenderá hasta el 8 de diciembre.

    Así pues, para que usted y su familia puedan manifestarle su amor a este gran santo, recurrir a su intercesión y, sobre todo,...

    Cantidad

    Así pues, para que usted y su familia puedan manifestarle su amor a este gran santo, recurrir a su intercesión y, sobre todo, imitar sus virtudes y su ejemplo, hemos preparado el bello cuadrito que encontrará adjunto.

    Como podrá ver, el glorioso San José sujeta al Niño Dios de la mano, en un gesto de cariño y de custodia contra todos los peligros.

    Repare en la belleza del bastón de San José.

    Cuenta la tradición que la Virgen había sido llevada al Templo por sus padres, siendo aún muy joven, para que fuera educada allí. Habiendo crecido en virtud, María hizo voto de virginidad.

    No obstante, el sumo sacerdote ordenó que los hombres de la Casa de David aptos para el matrimonio llevaran un bastón al Templo y aquel en cuyo bastón brotara una flor sería el escogido como esposo de María.

    Todos así lo hicieron, excepto José, que también había ofrecido a Dios su virginidad. Pero ninguno de los bastones depositados en el Templo floreció.

    Ante una nueva convocatoria, José se vio obligado a llevar su bastón, en cuya punta floreció un lirio, por tanto, una señal de que él era el elegido por Dios para ser el esposo de la Virgen María.

    Fíjese ahora en la parte inferior del cuadrito, donde se encuentra una súplica, que podrá hacerla suya todos los días: «Glorioso San José, a ti confío mi familia».

    Cuélguelo en la pared de su casa y pídanos otros cuadritos paradifundirlos entre sus familiares y amigos.

    Muchos santos dan testimonio de la protección del santo Patriarca,como San Vicente de Paúl, San Alfonso María de Ligorio, San Bernardinode Siena, San Leonardo de Porto Mauricio o Santa Teresa de Jesús, quienllegó a afirmar en sus memorias:

    «No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la

    haya dejado de hacer. A este glorioso santo tengo experiencia que

    socorre en todas. Esto han visto otras algunas personas, a quien yo

    decía se encomendasen a él, también por experiencia; y aún hay

    muchas que le son devotas de nuevo, experimentando esta verdad».

    Por consiguiente, tengamos confianza en este gran protector que tenemos.

    Amémoslo, imitemos sus virtudes, recurramos a él en todas nuestras necesidades y esperemos merecer al final de nuestra vida el consuelo y la preparación que recibió de Nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Virgen.

    No hay ninguna opinión por el momento.

    Otros productos ( 6 otros productos en la misma categoría )